“Los problemas se solucionan produciendo más”, dijo el titular de AcSoja, Luis Zubizarreta en la Bolsa de Rosario donde se realizó la tradicional jornada sobre la oleaginosa que estuvo tan de moda este mes en el país, por el controvertido “dólar-soja” de $200, que puso en marcha el ministro de Economía , para conseguir fondeo urgente. Y, al margen del enfrentamiento que el tema reavivó con el recién reconfirmado titular del Banco Central Miguel Pesce, (que luego sacó una medida limitativa de parte del la entidad financiera), le sirvió a Massa para lograr, seguramente, más de u$s6.500 millones, por la venta (y fijación de contratos) de unas 14 millones de toneladas hasta el viernes próximo, que es cuando se anunció que termina ese plan. Pero a lo que se refería Zubizarreta no era justamente a esta coyuntura sino, más vale, a la situación estratégica de la Argentina como productora, y a la muy alta capacidad ociosa de su sector industrial (cerca de 50%), debido a la caída de producción de la oleaginosa – “el yuyo”- que en el último ciclo se ubicó a menos de 45 millones de toneladas, cuando debería superar los 70 millones. Otros datos estratégicos vinieron del lado de los biocombustibles de granos, y al mucho más novedoso “aceite vegetal hidrotratado (Hydrotreated Vegetable Oil -HVO) que es un diésel renovable cuya materia prima es el aceite de cocina usado y que se obtiene mediante un tratamiento con hidrógeno como catalizador. En España ya se usa en pequeña escala, y en EE.UU. estiman que el HVO podrá reemplazar al biodiésel. Lógico que los asistentes, la mayoría empresarios, no se dedicaron a hablar solo de soja. De hecho, los corrillos fueron fuertemente políticos, con muchas preguntas sobre la “hiperactividad” del expresidente Mauricio Macri que, aunque no termina de definir si será candidato presidencial en el 23, va dando señales de varios tipos. “¿Qué hace generalmente, un pretendiente a cándate?”, preguntó uno durante el break de café. “Pues presenta un libro”, contestó rápido su acompañante, aludiendo a “Para qué”, el título del nuevo libro de Macri que presentará a mediados de octubre. Pero si esto es tema para el PRO, la escasa adhesión que está teniendo la defensa de las PASO en las filas de la oposición, tiene un alcance mucho mayor, sobre todo considerando que en el oficialismo pocos (o ninguno) va a hacer algún esfuerzo para defenderlas, al contrario.

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial